Parar la fresca

Anne-Lise Coste, Enric Farrés Duran, Marine Hugonnier, Perejaume, Wilfredo Prieto, Joan Brossa, Hannah Collins, Bernat Daviu, Hernández Pijuan, Chema Madoz, Josep Maynou, Ana Mendieta, Jordi Mitjà, Luna Paiva, Teresa Solar, Antoni Tàpies, Rosa Tharrats

Fonteta
Jun 18 - Ago 03, 2021

Presentamos un proyecto conjunto de Bombon, Joan Prats y NoguerasBlanchard, de junio a septiembre en Fonteta, un pequeño pueblo del Empordà.

La exposición, concebida en dos capítulos que se inaugurarán el 18-19 de junio y el 7 de agosto, reúne artistas de las tres galerías y de diferentes generaciones, en una propuesta que parte del concepto ampurdanés Parar la fresca (Tomar el fresco), descrito por Josep Pla en el libro Las Horas, 1953.

 

c/ Empordà, 10, Fonteta, Girona
Junio y septiembre: viernes a domingo de 17-21h
Julio y agosto: lunes a domingo 17-21h
otros horarios con cita previa en el teléfono (+34) 644 524 969

¡Distraídos del mundo, uníos!
un texto de Gabriel Ventura

El artista es un animal que se distrae – Aristóteles

Parar la fresca[1], sentarse en la silla —o en la mecedora— y embelesarse. De pronto, sentimos el canto de los pájaros (sedoso, eufónico, oscilante), vemos el trajín lento y holgazán de las nubes, nos fijamos en la farola de la esquina, que hasta hoy nunca nos había interesado. Se abre un nuevo mundo de matices en el mundo de cada día, las caras y las cosas se trastocan, notamos como las alpargatas —o las chanclas— empiezan a pesar y nos clavan en nuestra calle de siempre, diferente pero idéntica a sí misma. Este peso en las piernas y en el espíritu nos obliga a observar con más atención nuestro entorno, a hacer volar la imaginación sin levantar los pies del suelo. Cuando paramos a la fresca, cuando nos sentamos y callamos —o hablamos por los codos— y no hacemos nada, pasan cosas maravillosas. De golpe todo es susceptible de convertirse en obra de arte: las noticias del periódico, la espalda del vecino, un cactus o una rama de hinojo. Las piedras levitan y el mar se vuelve un desierto de arena azul. Los pensamientos, blandos y maleables, se infiltran por todas partes, se confunden con los árboles, con las fachadas y los tejados, con el calor y las moscas, nos toman el pelo y nos contradicen. Badar significa exactamente esto: abrirse, brotar como una flor, y abstraerse, encantarse mirando el mundo.

No badis!”, nos suelen decir cuando somos pequeños. Las prohibiciones de la infancia explican muy bien nuestras manías culturales. Badar (mirar las musarañas) nos despista de lo realmente importante: el trabajo. Cuando estamos distraídos no somos productivos (o lo somos de una forma demasiado errática y descontrolada). Incluso la lengua parece darnos la razón. Fijémonos, por ejemplo, en la palabra badadura, que significa rendija, corte. Badar es una forma de agujerear el tiempo convencional, de agrietarlo y abrirlo hacia nuevas posibilidades. De hecho, sin ir más lejos, el verbo badar todavía tiene una tercera acepción: hendir. Horadar la realidad, atisbar la diferencia en la repetición.

Badar y parar la fresca son dos operaciones hermanas que implican, al mismo tiempo, una concentración y una desconcentración. Esta, diría, es la faceta más revolucionaria del badar, la más kafkiana y la más difícil de contar. Cuando miras las musarañas estás y no estás, observas una cosa pero piensas otra, profundizas tanto en la materia que, por decirlo de alguna manera, la materia desaparece, se vuelve abstracta, una entidad completamente nueva. El badoc se encuentra en un punto intermedio entre la materia y el espíritu, entre la tierra y el cosmos, en el último peldaño de la metafísica. Su visión de la realidad es tan plana y carente de expectativa que fondo y forma se convierten en una y la misma cosa. El badoc emplaza su escalera celestial en el suelo, y, a pie de calle, sin moverse de la silla, viaja y se deja poseer por el universo.

 

Gabriel Ventura (1988) es un escritor reversible que se pasea con la misma naturalidad por el arte, el cine y la literatura. En vidas anteriores fue vecino de Serge Daney, asistente de dirección de Maya Deren y heterónimo de Fernando Pessoa. La poesía lo lleva a dar clases, a trabajar con artistas y cineastas, con librerías, galerías y museos, a investigar, traducir y actuar.

 

[1] Costumbre estival de sacar la silla a la calle o a la azotea cuando el sol empieza a caer y, así, pasar el rato

Read more

Vistas de instalación

Parar la fresca

2021
Fonteta

Parar la fresca

2021
Fonteta

Parar la fresca

2021
Fonteta

Parar la fresca

2021
Fonteta

Parar la fresca

2021
Fonteta

Obras

Joan Brossa
Despullament

1991
Poema objeto
98 × 13 × 100 cm

Hannah Collins
The Fragile Feast - Anemones 6 (anemones caught in the sea)

2011
C-Print
130 × 130 cm

Anne-Lise Coste
Immensita 4

2019
Acrílico sobre arpillera
225 × 190 cm

Bernat Daviu
Por si las moscas

2020
Óleo sobre lino
114 × 146 cm

Enric Farrés Duran
Tu que passes has de saber

2018
Frottage sobre papel
73.5 × 53 × 3 cm

Enric Farrés Duran
Conjunto de figuras (Tableaux 1456)

2017
Técnica mixta sobre madera
55 × 141 cm

Marine Hugonnier
Art for Modern Architecture (Mai 1968)

2017
Papel Rives serigrafiado sobre periódico antiguo
80 × 62.5 × 4 cm

Jordi Mitjá
Brazos en cruz

2021
Técnica mixta sobre lino
230 × 80 cm

Jordi Mitjá
Pausa

2018-2019
C-Print en papel Hahnemühle
65 × 55 cm

Chema Madoz
S/T

2012
Fotografía B / N sobre papel barita, tono sulfuro
150 × 117 cm

Josep Maynou
!

2021
Tapicería y ropa 100% lana tejida a mano
200 × 120 cm

Josep Maynou
Nikke

2018
Aluminio
23.5 × 29 × 10 cm

Ana Mendieta
Untitled

1972/2020
Suite de seis fotografías en blanco y negro
81.2 × 152.4 cm

Luna Paiva
Silla

2019
Bronce pulido

Perejaume
Emmarcatge

1996
Madera policromada
45 × 90 cm

Hernández Pijuan
Paisatge amb xiprers

1986
Técnica mixta sobre papel sobre lienzo
200 × 100 cm

Wilfredo Prieto
El mundo desaprovechó la oportunidad

2020
Acrílico sobre lienzo
29.7 × 42 cm

Wilfredo Prieto
Hoja verde

2018
Hoja, pintura acrílica
40 × 25 × 10 cm

Teresa Solar
Forma de fuga (1)

2020
Arcilla refractaria, resina, pintura, esmalte
67 × 26 × 20 cm

Teresa Solar
Forma de fuga: tuneladora (2)

2020
Tinta y acuarelas sobre papel
38 × 57 cm

Rosa Tharrats
Ópalos en ascensión

2021
Hinojo marino, acero, seda, viscosa, papel, técnica mixta
Dimensiones variables

Antoni Tàpies
Aire de ventall I

1992
Pintura, barniz y lápiz de color sobre papel kraft
40.5 × 55 cm

Antoni Tàpies
Tamboret

1987
Pintura y bronce
60 × 36 × 36 cm

Recibir más información sobre obras disponibles de Anne-Lise Coste, Enric Farrés Duran, Marine Hugonnier, Perejaume, Wilfredo Prieto, Joan Brossa, Hannah Collins, Bernat Daviu, Hernández Pijuan, Chema Madoz, Josep Maynou, Ana Mendieta, Jordi Mitjà, Luna Paiva, Teresa Solar, Antoni Tàpies, Rosa Tharrats
Más info

DRAG