Meditaremos em silêncio a diferença entre nós

Francesco Arena, Ignacio Uriarte, Perejaume, Wilfredo Prieto, Andrea Büttner, Elín Hansdóttir, Giorgio Griffa, Jirí Kovanda, John Cage

Madrid
Nov 14, 2015 - Ene 09, 2016

Comisariada por Tiago de Abreu Pinto

La exposición aborda el concepto de alteridad asociado al Libro del desasosiego (1) que describe, en un formato de diario, las reflexiones de Bernardo Soares, uno de los heterónimos de Fernando Pessoa, acerca de temas como la búsqueda de su personalidad, su interacción con el entorno y el fenómeno siempre inconcluso que se produce en este encuentro.

Las teorías fenomenológico-existenciales acerca de la otredad en boga durante la redacción del Libro, escrito entre 1913 y 1935, ponían a la subjetividad ajena como esencial al Yo. La cuestión del alter ego es capital para la fenomenología de Husserl así como la constitución del ser del Dasein heideggeriano (2). Así mismo, citando a Husserl, ¨el «otro» remite, por su sentido constituido, a mí mismo: el otro es reflejo de mí mismo y, sin embargo, no es propiamente un reflejo; es un análogo de mí mismo y de nuevo no es, sin embargo, un análogo en el sentido habitual.¨ (3)

Este reflejo se vuelve patente cuando uno está solo ya que el aislamiento y la soledad siempre nos ponen en evidencia a nosotros mismos (al sujeto entendido como conciencia y al mundo entendido como objeto construido por esa conciencia) y a la conexión que tenemos con las entidades presentes en el entorno que vivimos. Según Pessoa, ¨quien está en el rincón de la sala baila con todos los bailarines. Lo ve todo y, porque lo ve todo, lo vive todo.¨ (4) Somos uno para otro, estamos uno contra otro, prescindimos los unos de los otros, pasamos unos al lado de los otros, no nos interesamos los unos por los otros. En la exposición, estas relaciones ocurren entre individuo y su mundo interior (Pessoa y sus heterónimos, Griffa y las líneas que traza sobre el papel o el espectador que se ve reflejado en la obra de Perejaume); entre dos individuos (entre los dos personajes ficticios en la obra de Kovanda, entre la luz y la sombra de Hansdöttir); entre el individuo y el colectivo (la triangulación John Cage-Erik Satie-Merce Cunningham).

Estos dos últimos ejemplos se pueden resumir en la historia de una gran sombra presente en la vida de John Cage: la del compositor y pianista francés Erik Satie. Cheap Imitation fue la solución conveniente para un problema molesto. Merce Cunningham, compañero de vida de Cage, tenía el deseo de utilizar la primera parte del drama sinfónico Socrate de Satie para una danza. Cage llegó a completar su transcripción, lo amplió a los otros dos movimientos, y animó a Cunningham que hiciera lo mismo. Sin embargo, sin el permiso del editor de Satie, Cage y Cunningham se enfrentaron con el problema de un estreno ya programado sin una música que se pudiera interpretar. La solución inventiva de Cage fue hacer una pieza para piano con la técnica del I Ching y basada rítmicamente en Socrate y en la coreografía de Cunningham. El resultado es Cheap Imitation (1969): una obra que tiene el ritmo e incluso algunos de los aspectos generales de la música de Satie, pero que por lo demás es completamente diferente, y que en 1972 Cage arregló para orquestra. Cage dijo que al hacer esta obra, tan distinta de su trabajo habitual, sus ideas se hundían en una confusión provocada por el amor. Cage-Satie-Cunningham no vivieron, parafraseando a Husserl, uno junto al Otro o simplemente uno con el Otro, sino que uno en el Otro: “Llevo a los otros en mí”. (5)

De manera distinta, Pessoa llevaba en sí a sus heterónimos, y a través de ellos se puede conocer a la otredad del escritor. En este caso concreto a Bernardo Soares, su desassossego (palabra portuguesa de difícil traducción debido a sus múltiples significados, ilustrado aquí a través de la obra de Francesco Arena) (6) asociado a su monótona rutina (el movimiento sin fin de las hojas que se van acumulando y luego desapareciendo) (7) nos causa empatía al reconocernos también como individuos en constante cambio y en búsqueda de algo más de lo que tenemos. De esta forma la opacidad que vemos en un desconocido, que se puede confundir con la del objeto, se desmorona y nos desvela al Otro a un nivel que nos hace vernos reflejados en él. Como decía Scheler, la persona no debe ser pensada jamás como una cosa invariable, destacando, de la misma manera que Husserl, el carácter irreductible del individuo. En la relación con los Otros siempre estaremos en búsqueda de caminos especiales para acercarnos a fin de conocer las vivencias que tras ellos se ocultan.

Notas:
(1) Ocurrieron muchos intentos de publicación de la obra desde los 60 pero siempre inconclusas ya que Pessoa la había dejado en completo desorden. Fue publicada por primera vez en 1982. En 1991, Teresa Sobral Cunha publicó una edición donde aparecían dos heterónimos (Vicente Guedes y Bernardo Soares). En 1998, Richard Zenith atribuye, como en la primera publicación, toda la obra a Bernardo Soares. Lo importante es que hasta hoy existen controversias sobre la autoría.

(2) Hay distintas traducciones de este concepto muy usado por distintos filósofos pero más acentuado por Heidegger en sus obras. Se transcribe en todos los idiomas por su difícil traducción. El ´Da´ está asociado a un carácter espacial indicando ´aquí´, ´ahí´, ´allí´. Y el ´Sein´ está asociada al ´ser´. En pocas palabras, alude al hombre como lanzado a la existencia.

(3) Husserl, E. (1985): Meditaciones Cartesianas, Madrid: Fondo de Cultura Económica, p. 154

(4) Pessoa, F. (1984): Libro del desasosiego, Barcelona: Seix Barral, p.279.

(5) Temporalización Intersubjetiva en: La intersubjetividad en Husserl. Bosquejo de una teoría, Julia V. Iribarne, Menno-Arend Herlyn & Rainer Sepp, p. 382

(6) Las palabras en italiano que tienen sus iniciales en la palabra Desassossego son: Dado (Tuerca), Euro (Moneda de Euro), Sasso (Piedra), Accendino (Mechero), Scatola (Caja), Sega (Sierra), Ombrello (Paraguas), Spirale (Espiral), Stringa (Cordón), Elastico (Elastico), Giornale (Periódico) y Occhiali (Gafas).

(7) Cuestión de la esencial remisión a sus posibles portadores acentuada por Heidegger en el § 26 del Ser y Tiempo

Read more

Vistas de instalación

Meditaremos em silêncio a diferença entre nós

2015 - 2016
Madrid

Meditaremos em silêncio a diferença entre nós

2015 - 2016
Madrid

Meditaremos em silêncio a diferença entre nós

2015 - 2016
Madrid

Meditaremos em silêncio a diferença entre nós

2015 - 2016
Madrid

Meditaremos em silêncio a diferença entre nós

2015 - 2016
Madrid

Meditaremos em silêncio a diferença entre nós

2015 - 2016
Madrid

Meditaremos em silêncio a diferença entre nós

2015 - 2016
Madrid

Obras

Ignacio Uriarte
A Stack

2010
Video
Dimensiones variables

Wilfredo Prieto
Caress

2006
Ventiladores
150 × 200 × 200 cm

Francesco Arena
Lapide (desassossego)

2010
Mármol, metal, tuerca, moneda de Euro, piedra, mechero, caja, sierra, paraguas, espiral, cordón, elastico, periódico, gafas
70 × 125 × 10 cm

Andrea Büttner
Corner (Grey)

2011
Xilografía
124 × 145.5 × 4 cm

Perejaume
Lavabo

1991
Espejo, lienzo, soporte de metal
78 × 48 cm

Giorgio Griffa
Untitled

1973
Grafito y lápiz de color sobre papel
20.3 × 33.1 cm

Elín Hansdóttir
Peripheral

2007
3 luces (roja, verde, azul)
Dimensiones variables

John Cage
Cheap Imitation

1971-72
Bolígrafo sobre papel
59 × 41 × 3.5 cm

Jirí Kovanda
Golden Ring

2008
Rosa, vaso de agua, anillo de oro
Dimensiones variables

Recibir información sobre obras disponibles

DRAG